Los libros de autoayuda

Platicaba con Alejandro en una mesa de la esquina de la cafetería de Luis Moya y Ayuntamiento. El ruido de los vehículos se quedaba, como mosca en una telaraña, en los medianos cristales del local, y en tanto echaba una mirada a un rechoncho libro que estaba sobre una silla. Tras leer el título me pareció que había un animal extraño junto a mí a la hora del desayuno; todo esto sucedía mientras él cuestionaba si en las cuentas personales de Twitter uno debía meter cosas de trabajo como linkear la columna de fulanito o la nota de portada del periódico donde uno trabaja. Considero una pérdida de tiempo ir con el sicólogo, aunque nunca he acudido a terapia; creo que la lectura de textos de autoayuda revela nuestra mecanicidad y es el diagnóstico “objetivo” de que hasta uniformados estamos en cuanto a enfermedades reales o inducidas; por eso, me aterran esos libros, más que los de los filósofos más incendiarios. Una vez un amigo me platicó que de niño que su mamá iba dos veces por semana con el loquero porque era muy depresiva. Tuvo tres hermanos y según él cada uno de sus hermanos fueron para su madre la pérdida de las ganas de vivir. Alguien le empezó a sugerir lecturas para sustituir las pastillas y el acohol y lograron el objetivo, me decía ese compañerito de la infancia. La señora se reahibilitó en cinco años y como si fuera otra o hubiera regresado de otro planeta “era otra; aunque era mi madre de cierta forma también era una desconocida para mí y mis hermanos”. Un día cuando regresaron de la escuela el hogar olía a comida recién hecha, la mesa estaba puesta: cubiertos, platos y servilletas. La televisión estaba en el canal de las telenovelas colombianas de la época. Le gritaron los tres mamá ya llegamos, dejaron sus mochilas sobre un sofa que aún conservan, fueron al baño a lavarse las manos y esperaron así a la nueva mamá que desde hace dos años tenían: sonriente, arreglada, hiperactiva… pero ella ya nunca bajó de la cama donde se suicidó con una sobredosis de pastillas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: