Una mañana fría

20120918-104731.jpg

Sales de tu cueva de concreto dispuesto a romper la membrana de cotidianeidad absurda que has colocado con ayuda de los demás. No sólo eres tú, todos caminan, lo observas en la calle, como seres automatizados sin control aunque fingen tener el mando en su poder. Ríes solo. Hablas solo. Los otros parecen asustarse como si vieran a un perro con sarna acercarse con los colmillos brillando de rabia. Todos están locos. Lo sabes bien. Todos lo saben. Todos lo ignoran. En un mundo de dementes la esquizofrenia es la regla, por eso todos se dicen normales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: